Jornada de la Fundación Santa María Polo sobre el proyecto de Distrito Equino y el desarrollo en el Valle del Guadiar

El alcalde de San Roque espera que la Junta remita antes de fin de año al Parlamento las modificaciones necesarias en la LOUA. Presentadas las conclusiones de un estudio que prevé la creación de 3.000 empleos permanentes ligados a la iniciativa.

La Fundación Santa María Polo ha presentado hoy los principales datos del proyecto de Distrito Equino, como elemento de desarrollo en el Valle del Guadiaro. Un estudio elaborado por esta entidad resalta la importancia del caballo en la comarca y su potencialidad para impulsar la creación de empleo. Las principales conclusiones del citado estudio se han expuesto este jueves en una jornada informativa celebrada en el Pabellón de los Pinos del Santa María Polo Club, organizada por la propia fundación con la colaboración del Ayuntamiento de San Roque y patrocinada por la Junta de Andalucía.

La jornada, denominada “Un Distrito Equino en el Valle del Guadiaro: Propuesta de un modelo de sostenibilidad integral para el caballo”, contó con la presencia de autoridades y técnicos, que explicaron las posibilidades que ofrece el mundo del caballo para generar riqueza en el Campo de Gibraltar. El proyecto abarca unas 5.000 hectáreas de los términos municipales de San Roque, Jimena y Castellar de la Frontera. Se prevé una inversión de 1.700 millones a lo largo de diez años y la creación de 5.000 empleos en el Campo de Gibraltar: 2.000 puestos de trabajo durante la construcción de las instalaciones, y otros 3.000 permanentes a partir de ese momento, entre directos, indirectos e inducidos. El alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, fue el encargado de inaugurar la jornada. El regidor declaró que se está avanzando en la redacción de los cambios en la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) necesarios para implementar el Distrito Equino, y dijo que espera que antes de que finalice el año la Junta de Andalucía remita al Parlamento de Andalucía el proyecto de reforma legal para su debate. Una vez aprobado, deberán acometerse modificaciones en los planes generales de cada uno de los municipios implicados. Ruiz Boix instó a los alcaldes de Jimena, Juan Carlos Casanova, y de Castellar, Fran Gómez -presentes en el acto-, a trabajar en “una tarea política común” para hacer realidad el Distrito Equino.

Por su parte, Isabel Álvarez Carmona, doctora en Economía y asesora de la Fundación Santa María Polo Club, presentó las conclusiones del estudio. La experta situó este proyecto en el marco de la apuesta de la Unión Europea por el desarrollo de las zonas rurales, y señaló que el objetivo debe ser presentar el Valle del Guadiaro como “un referente cultural, deportivo y turístico del mundo equino”. La conferenciante aseguró que “el caballo es un valor en alza en la sociedad, especialmente en la europea”, y que los propietarios buscan un buen clima como el de Andalucía, pero “sobre todo la excelencia en las instalaciones, el servicio, los eventos, la seguridad de los caballos y la posibilidad de vivir cerca de ellos en el sur de España también en invierno”.

Isabel Álvarez advirtió que el Valle del Guadiaro tiene en el mundo del caballo “una oportunidad de atraer inversiones extranjeras y crear empleo rural especializado”. La asesora del Santa María Polo Club defendió que “es posible establecer un modelo real y operativo de instalaciones ecuestres en la zona que, aprovechando las características intrínsecas y las infraestructuras ya existentes, permita un desarrollo exponencial de la economía y el turismo rural ecuestre en el Campo de Gibraltar”. El informe expone la necesidad de formar adecuadamente a la población local.
La ponente sostuvo que el Distrito Equino “no es un proyecto inmobiliario, pero sí una iniciativa rural smart para atraer población amante del caballo durante todo el año, y no sólo en la temporada de polo”. Isabel Álvarez consideró que “no estamos ante un proyecto elitista, pero si especial y que crea imagen e identidad territorial”.

También intervino en la jornada informativa Nicolás Moncada García, arquitecto jefe del Área de Urbanismo, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Ayuntamiento de San Roque. El técnico municipal apuntó que la estrategia de desarrollo “debe partir del reconocimiento del paisaje actual, muy bien conservado, y sobre esa base generar un nuevo tejido que no implique trasladar el modelo urbano a la zona, sino la ordenación del campo”. Nicolás Moncada propuso como unidad de referencia para el proyecto los centros ecuestres, que podrían incluir, además de las instalaciones deportivas, un hotel rural y una casa-club.

Finalmente, Juan José Caro y Cristóbal Ruiz, consultores medioambientales de IBERMAD, explicaron la incidencia medioambiental del proyecto. Ambos pidieron que se aprovechen como punto de partida las instalaciones deportivas actuales, así como las infraestructuras de comunicación y regadío ya existentes. Los consultores señalaron como principales retos del proyecto superar el impacto paisajístico, la gestión de los insumos y residuos, la reducción de la huella hídrica, la descarbonización, la mejora de la eficiencia energética, y el mantenimiento de la biodiversidad y conectividad.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.